El arte de editar un libro

El arte de editar un libro es sumamente apreciado por los comerciales Grupo Planeta a la hora de proponerlo y hacer que los lectores lo adquieran.

 

El libro se revela en primer lugar como un objeto; producto fabricado, artículo de comercio, objeto de arte. En su calidad de producto fabricado significa en la historia de las técnicas y se deben considerar sus soportes, la técnica de escritura, los procedimientos para fabricarlo.

 

 

Tradicionalmente, el proceso de edición ha venido siendo realizado por la editorial y no por el autor. En la preparación se abordaban cuestiones técnicas más cercanas a la estandarización de la apariencia del producto por razones de mercadotecnia, es decir, de adaptarlo a los gustos convencionales de los consumidores, o bien a las propias limitaciones de la industria como el tamaño, colores, fuentes tipográficas, que al proceso creativo o a la idea de apariencia final originales del autor.

 

Sin embargo, la llegada de la informática y, sobre todo, de Internet, ha hecho posible que, en muchos casos, autor y editor sean la misma persona, brindando a este el control absoluto del producto hasta su llegada a los consumidores. Esto a su vez ha provocado que el límite entre el proceso puramente creativo y el de edición no sea tan evidente.